Archivo mensual: noviembre 2012

Buscando alternativas: ¿colaboración Empresa-Tercer Sector?

Es conocido que el actual problema del Tercer Sector en España es la crisis de financiación. Tradicionalmente, el sector social se ha nutrido económicamente de las aportaciones de las administraciones públicas, a través tanto de subvenciones como de licitación en concursos. Esta aportación ha sido de las más afectadas por los recortes en inversión pública (excusados por la crisis endémica que está sufriendo este país), que afectan tanto a la política social y a los servicios sociales, como a la cooperación o la producción cultural.

Para que alguien financie tu proyecto no es necesario estar en la Florencia del siglo XIII, ni que la familia Medici esté de por medio.

Esto tiene consecuencias perversas. Por un lado, la disminución en la cobertura social de aquellas personas más afectadas por la crisis económica. No sólo aumenta el número de personas en riesgo de exclusión social por las consecuencias de la crisis: paro, precarización del trabajo, pérdida de vivienda, etc. También disminuyen las formas de paliar la exclusión y pobreza al limitar la cobertura social. Por otro lado, la desaparición de muchas ENL y la pérdida de empleos que eso conlleva.

Ante esta situación, algunos medios e instituciones se han empezado a hacer eco de la necesidad de buscar fuentes alternativas en la financiación de la actividad social de las propias entidades. Ya hemos hablado de algunas de ellas, aunque hay otras que se están empezando a explorar. Por ejemplo, la colaboración entre empresas y Tercer Sector.

Ya antes de la crisis algunas empresas vienen desarrollando acciones teniendo en cuenta al resto de la sociedad: tanto en las propias organizaciones (proveedores, planes de igualdad, medio ambiente…) como fuera, desarrollando políticas de acción social y voluntariado corporativo. Puede que estas acciones estén motivadas únicamente como estrategias de marketing, sin embargo muchas de ellas están aportando cambios y soluciones relevantes tanto en su forma de funcionar como en el impacto en el exterior.

 Si nos centramos únicamente en esta última parte, ¿cómo pueden colaborar las empresas con las entidades sociales? Estas son algunas de las formas de colaboración más comunes:

  • Financiación de proyectos completos o cofinanciación: la empresa financia o cofinancia un proyecto de la entidad social o la estructura de actividad de la misma.
  • Cesión de stock: las empresas ceden a las entidades sociales parte de su inmovilizado. Por ejemplo, puede ser cesión de mobiliario y terminales informáticas que se les han quedado obsoletas pero que pueden ser usadas por otras organizaciones. También es común la cesión de stock de la propia producción de la empresa, por ejemplo, juguetes, mobiliario, material de oficina que sirva a la actividad de la organización social.
  • Actividades Pro Bono: estas se caracterizan por la prestación de servicios de una empresa especializada en algo a una entidad social que lo necesita. Son comunes la prestación de servicios Pro Bono en abogacía o fiscalidad, pero también están surgiendo estas iniciativas en el ámbito de la ingeniería o arquitectura.  Además, pueden formar parte de los programas de voluntariado corporativo de la propia empresa.

Siendo realistas, estas actividades de RSC, aunque cada vez forman más parte de la cultura corporativa de la propia empresa, están relacionadas con las acciones de marketing de ésta. Por tanto, las empresas buscan reconocimiento de la ayuda concedida. Si colaboran en proyectos de acción social y cooperación esperan tener contraprestaciones en términos de “imagen” y comunicación. Por ello, si una entidad social quiere introducirse en la financiación por RSC debe darle una importancia fundamental a la comunicación activa y organizada de la propia entidad.

Así, además de la pertinencia social del proyecto, la capacidad técnica y la experiencia de la propia ONG, lo que buscará una empresa a la hora de financiar el proyecto que se le presente es que esto influya positivamente en la imagen de la misma. Y que, por supuesto, se comunique de forma acertada la colaboración entre ambas partes. No sólo tiene que haber una buena imagen, también se tiene que conocer.

Esto, precisamente, es aquello que la entidad social pone sobre la mesa a la hora de negociar el acuerdo y la financiación con la empresa. Es, por tanto, algo en lo  que tiene que trabajar y profundizar (ahora más que nunca) a través de la profesionalización de su propia comunicación, y de la estructuración de sus actividades comunicativas en base a planes estratégicos de todo tipo (generales, redes sociales, etc.)

Por último, no queremos decir que la RSC de las empresas deba sustituir la actividad del Estado. Esto es una forma de hacer sostenible la actividad de las ENL, además de establecer sinergias con otros agentes sociales. Pero, en todo caso, defendemos que debe ser el Estado quien garantice la cobertura de servicios básicos de las personas a través de políticas sociales bien articuladas, que garanticen la igualdad de todos los ciudadanos. 

1 comentario

Archivado bajo Emprendimiento Social, Tercer Sector

“Aprendiendo a Vivir”, fotografías que muestran grandes historias de superación

Raquel Gómez Troyano y Luis García Jurado-Centurión son los creadores de “Aprendiendo a Vivir”, un proyecto fotográfico que consta de 20 imágenes cuya narración se basa en el duro camino de aceptación y de lucha que recorre la persona maltratada. Con motivo de la inauguración de su exposición, hemos hablado con ellos sobre su proyecto, sobre la fotografía como medio para comunicar y sobre la web 2.0.

Proyecto "Aprendiendo a Vivir"

Proyecto “Aprendiendo a Vivir”

 ¿Cómo surge el proyecto?

El proyecto surge a partir de un estudio periodístico, por el que se recogen un conjunto de vivencias reales descritas por las propias víctimas, y que son el punto de partida de creación fotográfica. Las imágenes no son, sólo, una simple representación de las historias contadas sino que, además, para estas personas supone un gesto de aceptación y de lucha contra el silencio.

¿Qué es aprender a vivir en gerundio?

Aprendiendo es casi un empezar de cero, un renacer, un enorme esfuerzo por vencer el miedo, la timidez, la melancolía…Las propias víctimas de la Asociación nos dieron varios significados. Para unas, la horrible experiencia del maltrato, físico, psicológico, brutal… Para otras, la enfermedad, el dolor, la separación, la soledad… Para todas, las ganas de empezar de nuevo, de echar una mano a la compañera, de conocer y de aprender…

¿Cuál es el reto de vuestro proyecto?

Nuestro objetivo es quebrar el cliché del maltrato como algo doloroso, habitualmente conocido a través de crudas imágenes, que llegan a hacernos, incluso, insensibles ante tal dolor. Nuestra intención es mostrar que, esa etapa de sufrimiento, es un bache a superar en las vidas de aquellas personas que luchan por alcanzar una vida sin maltrato y con el suficiente autocontrol para evitar caer en la misma situación.

¿Por qué habéis elegido la fotografía como medio para comunicar vuestra idea?

La fotografía ofrece al espectador un toque de realidad que a la vez es más cercano a nuestra visión que otros artes como la pintura. Por eso hemos pensado que la fotografía es la técnica más adecuada para expresar las ideas que teníamos gracias a las entrevistas con las víctimas.

¿Cómo percibís la web 2.0 como canal de difusión del arte?

Hoy en día es imprescindible el uso de la web 2.0 como herramienta de difusión. Puedes hacerte una web y publicarla en Facebook, que a la vez se comunica por Twitter, y entre los “me gusta” y los “Retweets” en pocos segundos son miles las personas que conocen nuestro proyecto. Algo que tiempo atrás tardaría semanas, incluso meses, en llegar a un número tan elevado de personas.

¿Tenéis futuros trabajos en mente?

Por supuesto, nos interesan mucho los proyectos sociales y de cooperación. Seguiremos ese camino. Más concretamente, tenemos hablado un proyecto de Igualdad para Marzo y otro de Inmigración para 2013.

 

Exposición de fotografía “Aprendiendo a Vivir”

Fechas: Del 19 al 30 de Noviembre

Dirección: CC Isabel de Farnesio. Aranjuez (Madrid)

2 comentarios

Archivado bajo Entrevistas

Emprendimiento social, una posibilidad para financiar el Tercer Sector

Emprender, esa palabra que con la crisis económica está en boca de todos (políticos, jóvenes y no tan jóvenes, organizaciones de todo tipo…), parece ser una de las pocas opciones que algunos profesionales tenemos a día de hoy para poder realizar el trabajo que nos apasiona. Pero no sólo es una opción laboral, también puede ser la solución para que determinadas entidades, como son las del Tercer Sector, puedan continuar realizando su actividad, dominando de esta manera la crisis de financiación a la que se enfrentan actualmente. 

Hasta no hace tanto tiempo la cultura del emprendimiento en España era casi inexistente. Ahora no dejamos de escuchar esa palabra una y otra vez, pero aun así todavía nos quedan algunos obstáculos que superar: el miedo ante lo desconocido, la falta de apoyo financiero y técnico, lo poca o nula experiencia en la gestión administrativa…Aunque estas son algunas de las razones que los menos osados pueden dar para no emprender, desde Inventaria, que en esto del emprendimiento sabemos algo, animamos tanto a individuos como a ENL a atreverse. Eso sí, con mucho esfuerzo y dedicación, ya hemos dicho en otras ocasiones que emprender no es una tarea del todo fácil.

Pero, ¿qué diferencia hay entre emprender y emprender socialmente? Según la R.A.E emprender es “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”, entonces, emprender socialmente es acometer y comenzar también una obra, negocio…con la misma dificultad o peligro pero, cuyo objetivo principal es beneficiar no sólo a los que trabajan en este tipo de organizaciones sino también a toda la sociedad, satisfaciendo las necesidades de ésta. Por lo tanto, emprender socialmente es utilizar estrategias propias de la empresa tradicional para administrar organizaciones cuyo objetivo principal no es conseguir el máximo beneficio al mínimo coste sino provocar un cambio social. Así, estamos hablando de organizaciones del tipo cooperativas de iniciativa social, sociedades laborales, mutualidades…

Aunque las Entidades del Tercer Sector (ONG, asociaciones o fundaciones) formalmente no entran dentro de esa definición, puesto que éstas no realizan su actividad para generar riqueza, pueden beneficiarse bastante de esta forma de hacer las cosas. Poner en marcha iniciativas sociales y económicamente viables puede ser la solución a la crisis de financiación en la que se encuentran sumergidas. Entonces, ¿cuáles son las ventajas para las ENL? Os contamos algunas:

  • Autofinanciación: generación de dinero a través de iniciativas económicas relacionadas con su actividad para conseguir los fines sociales de la entidad. Casos que pueden servir de ejemplo son las tiendas con productos de comercio justo elaborados por los beneficiarios de las entidades; las entidades que ofrecen formación especializada y profesional; ofrecer servicios de asesoría y consultoría; o realizar publicaciones y estudios.
  • Independencia financiera de las administraciones públicas, lo que también supone una independencia de actuación que garantiza el cumplimiento de los fines sociales.
  • Beneficiarse de lo bueno que tiene la empresa privada: su eficacia y eficiencia en la gestión. Eso sí, adaptando siempre sus herramientas de gestión a la realidad no lucrativa de las ENL. Y, sobre todo, manteniendo sus valores.

Las ENL tienen mucho que aprender en esto de emprender socialmente. Ellas, que ante la crisis económica están viendo desaparecer sus fuentes de financiación, podrían aprovechar las ventajas del emprendimiento social para generar ingresos de su propia actividad. Lo que ocurre es que, en cierta medida, se huye de todo lo que huele a cultura empresarial…pero quizás, una vez que salven esa dificultad, podrían financiar sus proyectos sin depender exclusivamente de las administraciones públicas, lo que, indudablemente, permitirá mejorar y fortalecer una de las grandes potencialidades del Tercer Sector: su capacidad de denuncia.

Deja un comentario

Archivado bajo Emprendimiento Social, Tercer Sector

Proyecto Stereofox: “Creando algo valioso para el resto de la sociedad, nosotros hemos mejorado mucho”.

 

España, México, Holanda, Estados Unidos y Bulgaria son algunos países desde los que trabajan los colaboradores de Stereofox. Este proyecto internacional surgió por la pasión que tienen por la música, agrupa a personas muy distintas con un mismo objetivo: disfrutar, compartir y promover la buena música. Sin duda, son emprendedores ejemplares.  

(Abajo entrevista original en inglés)

¿Qué es Stereofox?

Stereofox es un proyecto en el que están implicadas personas de distintas partes del mundo. Personas diferentes tanto a nivel cultural como de perspectivas, valores, educación e incluso de sectores de la sociedad muy distintos. Lo que nos une es la pasión por la música y el deseo de ayudar a compartir esa buena música. Simplemente, nos encanta la música. Y uno de los objetivos principales de Stereofox es, además de compartir buena música en general, promover nuevos artistas de géneros musicales variados.

¿Cómo empezó el proyecto, tanto a nivel personal como profesional?

La idea de Stereofox surge a raíz del blog personal del fundador del proyecto. Así que, a nivel personal, se puede decir que la idea inicial era crear otro blog para compartir música e ideas de la vida en general. Sin embargo, todas las personas del proyecto estamos conectadas de una manera u otra, así que decidimos llevarlo a otro ámbito y beneficiarnos de ello; ya sabes, convertir una afición en algo más. Los diseñadores han adquirido experiencia y un proyecto nuevo para su portfolio; los que están relacionados con el marketing han tenido la oportunidad de crear una marca desde cero. Y todo esto en torno a la música, lo que nos apasiona. Nos dimos cuenta de que si unimos nuestras capacidades, conocimiento y motivación podríamos convertir un blog en mucho más: algo que pone en contacto a gente y ayuda a los músicos a difundir su música.  

¿Por qué decidisteis llevar a cabo el proyecto?

Bueno, supongo que es una buena oportunidad para ser útil y, a la vez, aprender y poner en práctica lo que hemos aprendido en otras esferas de la vida (escribir, producción, marketing, fotografía, diseño, programación…e incluso trabajo en equipo y en red).  Creando algo valioso para el resto de la sociedad, nosotros hemos mejorado mucho.

Los miembros del proyecto estáis en lugares distintos, ¿cómo os coordináis?

Ese es el “trabajo” del fundador del proyecto: observar la foto desde un ángulo general teniendo en cuenta todos los aspectos del proyecto. Obviamente hay muchas cosas que se delegan y cada persona tiene sus responsabilidades, pero nos coordinamos mediante una comunicación con él o en un grupo de discusión online. No sé, supongo que está funcionando. Es difícil, no sólo por las diferencias horarias sino también porque lo hacemos en nuestro tiempo libre. Así que a menudo alguien tiene que esperar a que otra persona termine su tarea para poder empezar y terminar.

¿Cómo ves a Stereofox en 5 años?

Esta pregunta es difícil. Tenemos ambiciones, no tenemos la perspectiva de “que pase lo que tenga que pasar”. Supongo que lo mínimo es convertir la página web (cuando la lancemos) en un referente. Estaría bien saber que hay gente que confía (en Stereofox) para encontrar música nueva. Ya tenemos bastantes artistas dispuestos a colaborar con nosotros aunque estemos en la fase inicial, lo que es muy halagador. Depende de cómo de bien vaya podríamos patrocinar a músicos jóvenes. Otra idea es producir una cantidad considerable de recopilatorios con música gratis para nuestra lista de seguidores. Así que, el proyecto dentro de cinco años, sin duda, habrá madurado.  

¿Qué aporta Stereofox al ámbito cultural?

Stereofox permitirá a la gente ampliar sus horizontes musicales más allá de sus límites. Aspiramos crear algo así como una “biblioteca online” de música de géneros variados. Obviamente, si alguien viene buscando lo último en indie-rock también está bien, pero queremos crear una página web cercana para investigar sobre otros estilos de música. Todo lo presentamos desde un punto de vista amigable. No queremos ofrecer la información típica de “Wikipedia” o “last.fm”, nos vamos a dejar la piel en los posts. Con suerte, los visitantes tendrán su escritor de posts favorito, al que seguirán, no sólo por la música que selecciona sino por el estilo escribiendo o por los temas de discusión que propone en sus posts.

¿Cómo afecta la web 2.0 a la música en el mundo?

Como he dicho antes, ni mucho menos somos profesionales en el ámbito, pero mi opinión es que la web 2.0. muestra fácilmente la música adecuada a las personas adecuadas. La música está, literalmente, en todos sitios. Aún así, no creo que la web 2.0. sólo beneficie al público. Los artistas, en especial los nuevos, cuando hacen las cosas correctamente pueden obtener un éxito notable.

¿Algo más?

¿Algo más? Las preguntas estaban muy bien seleccionadas, creo que hemos tratado lo más importante. Esperamos que a la gente le guste quiénes somos y por lo que luchamos. Realmente apreciamos todo el feedback (positivo y negativo). Una última cosa: somos accesibles. Podéis meteros en los perfiles del Facebook, no dudéis en poneros en contacto con cualquiera de nosotros. ¡No seáis tímidos! Gracias y disfrutad de la música. ¡Es preciosa!

Stereofox project: “We have improved very much creating something valuable for the society”.

 

Spain, Mexico, Netherlands, USA and Bulgaria are some of the countries where the Stereofox collaborators work. This international project emerges from their passion for music. It gathers very different people with the same aim: enjoy, share and promote good music. Certainly, they are exemplary enterprisings.

What is Stereofox?

Stereofox is a collaboration project involving people from all around the world. Different people in terms of cultural background, mindset, values, education even parts of the society they usually “hangout”. What unites this group of people is the passion for music and the desire to help sharing the good music. We are not professional musicians nor critics. We love music. Simple as that. And about Stereofox – one of our main focuses besides sharing good music in general will be to promote upcoming artists from various genres.

How did the project started? In personal and professional level.

The idea behind Stereofox originates from the personal blog of the founder of the project. So on a personal level you can say that the initial idea was just a creation of another blog to share nice music and thoughts about life in general. Anyway, all the people on the project are connected in some way or another and we decided that we can take things to a new level and benefit from that. You know – turning a hobby into something more. The designers gained a lot of new experience and a new project in their portfolio, the people involved with marketing could create a whole new brand from scratch and so on. And all of that revolving around music – something we’re all passionate about. We realized that if we unite our unique skills, knowledge and motivation we can turn the idea behind a music blog into something much more. Something that can bring together people and help musicians spread the word around about their music.

Why did you decide to do the project?

Well, I guess if we have to consider the mindset of a group of people, which we are… it’s a good opportunity to be helpful and in the same time to learn and practice things learnt in another spheres of life – writing, management, marketing, photography, design, programming…even team work and networking. By creating something valuable for the rest of the society we improved ourselves a lot.

Given the fact that the members of the projects are in different locations, how do you coordinate?

Well, I guess this is the “job” of the founder/project manager who is kind of overlooking of the general picture in regards to all aspects of the project. Obviously many things are delegated and people have their responsibilities but we coordinate through communication with him or online group discussions. I don’t know – I guess it’s been working out. It is hard as not only we are in different time zones but we do that in our free time so very often people have to wait one another in order for a task to proceed to execution and completion.

How do you see Stereofox in 5 years?

That’s a tough one. We do have ambitions, we don’t have the mindset of “whatever happens – happens”. I guess the basic is to turn the webpage (when we launch) some sort of authority. It would be nice to know that there are people out there who trust is to find new music. We already have significant amount of artists willing to cooperate with us even though we are just in an initial stage, which is quite flattering. Depends on how well it goes it might be nice if we can sponsor young musicians. Another idea, on the tip of my head, is to manage to create a decent amount of mixtapes with free music to our fan-base. So the project in 5 years – definitely grown up.

What does Stereofox gives to the cultural movement?

Stereofox will allow people expand their musical horizons beyond their usual limits. We aim to create some sort of “online library” with various music genres. Obviously, if someone will check us up just to find the latest cool indie-rock tunes is fine by us. But we will create a user-friendly web page that will allow visitors to dig in other styles. All that presented in a very friendly way. We won’t only offer the usual “Wikipedia” or “last.fm” information – we are going to share bits of ourselves in those posts. Hopefully the fans will have their favorite writer which they follow…not only because of the music they select but also because of the writing style or the problems/discussion he raises in his posts.

How web 2.0 affects the music world?

Well, as I said above, by no means we are experts in the field, but in my opinion web 2.0 made exposure of the right music to the right people easy. Music is literally everywhere around us. Anyhow, I don’t think web 2.0 benefited only listeners. Artists, especially many of the new ones, when doing things properly can achieve significant success. I don’t think an artist nowadays necessarily needs to be backed up by a solid label in order to “do well”. I’m not talking about the most commercial music out there backed up with dozens of music marketers and decent amount of money. I am talking for the ordinary, normal, everyday talented musicians.

Something more?

Something more? The questions were very well selected and I guess we covered the most important. We hope people like who we are and what we fight for. We really appreciate all the feedback (positive and negative). One last thing – we are very approachable. Just check our profiles on the Facebook page and feel free to talk to whoever you find interesting. Don’t be shy! Cheers and enjoy music. It’s beautiful!

Podéis ver el proyecto Stereofox en su web: www.stereofox.com. También les podéis seguir en Twitter y en Facebook

3 comentarios

Archivado bajo Entrevistas

¿Cómo medir el impacto de nuestra web con Google Analytics?

Posiblemente la herramienta más completa para medir la reputación online de nuestra organización es Google Analytics, un servicio gratuito de Google que nos permite conocer diversos datos sobre el tráfico de nuestra página web, los cuales son muy útiles para realizar un buen posicionamiento de la entidad en Internet.

Google Analytics nos ayuda a obtener información relevante sobre el tráfico de nuestra o nuestras páginas web. Aunque a simple vista parece una herramienta más bien comercial, no debemos caer en esta ilusión porque Google Analytics es útil para todo tipo de organización, entre ellas las ONG, ya que nos ofrece muchas posibilidades a la hora de obtener información relativa sobre los visitantes de nuestro sitio web, datos que nos ayudan a conocerles mejor. Y, si les conocemos mejor, podemos adaptar más nuestros mensajes a sus hábitos y características demográficas, haciendo que estos tengan más impacto.

Para la consecución de nuestros objetivos de comunicación Google Analytics es una herramienta imprescindible puesto que nos ayuda a detectar los posibles errores que se producen durante la navegación de los visitantes de nuestra web. Con esta herramienta podremos resolver preguntas tales como: ¿cómo encuentran nuestra página web y con qué palabras clave? ¿Son efectivas mis campañas? ¿Cómo llegan los visitantes a mi página? ¿Vuelven a visitar la página? ¿Les interesa la información que pongo en portada?

Para comenzar a obtener las estadísticas de Google Analytics debemos realizar la configuración del sitio o sitios web. Te lo explicamos en 3 breves pasos:

Además del ID de seguimiento, la aplicación nos da un código que se debe insertar en la página o páginas web a las que se quiere realizar el seguimiento.

Una vez realizada la configuración de Google Analytics ya podemos comenzar a obtener informes sobre el rendimiento de nuestro sitio (es posible que la aplicación no comience a generar informes hasta pasadas 24 horas).

Accediendo a la aplicación nos encontramos con una primera visión que nos muestra una idea general del tráfico de la página, con datos relativos al número de visitas, su duración media, el tiempo de estancia, la procedencia de los visitantes, etc. Estos datos se pueden obtener para distintos periodos de tiempo: cada hora, día, semana o mes. Además de estos informes estándar, la aplicación ofrece la opción de realizar informes personalizados.

Por lo tanto, gracias a esta herramienta podemos conocer información muy valiosa sobre nuestro público. Pero, como ya planteamos en nuestro post sobre redes sociales y ENL, no sólo es importante tener los datos, es fundamental saber interpretarlos y contextualizarlos para que esto sea de verdadera ayuda a nuestra entidad.

¿Utilizas Google Analytics? ¡Cuéntanos tus impresiones sobre esta herramienta!

2 comentarios

Archivado bajo Trucos y consejos de Comunicación