Archivo mensual: diciembre 2012

Los deseos de Inventaria para todo 2013

Deseamos en Navidad, pero lo queremos para todo el año.  

Hacer balance de nuestro último año. Prometer para 2013 cosas mil y una vez prometidas.  No olvidarse de los últimos regalos, del turrón, del karaoke familiar, del cotillón para dar la bienvenida al nuevo año…Estas y tantas otras cosas ocupan nuestro tiempo días antes, incluso semanas, de la Navidad.

Una vez que la fiesta termina nos olvidamos de los buenos deseos y propósitos para el año nuevo como si nunca hubieran existido. En el mejor de los casos los recuperemos al año siguiente. Como no queremos que nos ocurra eso, este año Inventaria va a dejar constancia escrita de sus deseos navideños. ¡Allá vamos!

  1. Que sigamos con fuerzas para seguir defendiendo nuestros derechos sociales e individuales, tales como la sanidad  y la educación pública. Somos ciudadanos y queremos seguir siéndolo. No queremos conformarnos con lo que los políticos nos dicen, sabemos que hay opciones distintas para superar las crisis por las que estamos pasando (económica, política y social). 
  2. Que la colaboración y la solidaridad sean las formas de relacionarnos los unos con los otros, y no la competencia ni la desconfianza. Dos cerebros piensan más que uno, así como cuatro ojos ven más que dos.
  3. Que los medios de comunicación construyan narraciones más cercanas a la realidad, y que, en general, nos sirvan para ser más libres en vez de para oprimirnos.
  4. Que los valores y las formas de trabajar del Tercer Sector se generalicen al resto del tejido empresarial, y no al revés. Todavía queda mucho trabajo por delante, pero las empresas que optan por políticas de Responsabilidad Social Corporativa o las que se adhieren a iniciativas tales como al modelo de Economía del Bien Común, demuestran que vamos por el buen camino.
  5. Que no haga falta usar las palabras comercio justo o empresa responsable porque sea la norma, y no la excepción. Que tomemos conciencia de que el consumo es una manera de empoderamiento de la ciudadanía si lo hacemos de manera responsable.
  6. Que desaparezca la contradicción actual de miles de casas vacías y miles de personas sin casa. La vivienda es un derecho y no un bien con el que especular.

Como último deseo, queremos seguir soñando y no desanimarnos ante la, muchas veces, desastrosa realidad. Los sueños, en la mayoría de los casos, con dedicación y cariño se cumplen. ¡Felices sueños, feliz Navidad y próspero año 2013!

Y vosotros, ¿cuáles son vuestros deseos? ¿nos los contáis?

4 comentarios

Archivado bajo Eventos

La estrategia de RSC: el camino para la financiación privada del Tercer Sector

La disminución de las subvenciones y concursos públicos es una de las causas de que las entidades del Tercer Sector se orienten hacia el sector privado para mantener su actividad social. Querer desarrollar acuerdos con empresas a través de la RSC hace que las ENL tengan que empezar a relacionarse con nuevos grupos de interés. Por tanto, han de desarrollar estrategias y procedimientos diferentes a los realizados anteriormente y basados, sobre todo, en la proactividad de las propias entidades.

laestrategiadeRSC

Aunque cada estrategia depende de la idiosincrasia de la entidad, de sus necesidades y de su entorno social, hay algunos elementos a tener en cuenta a la hora de obtener financiación privada por vía de patrocinios.

En primer lugar, se ha de realizar una profunda investigación de las empresas con las que se va a colaborar. Las ENL han de tener especial cuidado en que la misión, visión, valores y objetivos de las empresas estén en la misma línea que los de la entidad social, tanto para no malgastar recursos como para que la relación de RSC no traiga problemas “morales” a la propia entidad y a su base social. Habrá que hilar especialmente fino en la investigación de posibles problemas legales de las empresas, así como de sus políticas medioambientales y de personal. Es recomendable, además, investigar si las empresas tienen planes de RSC desarrollados, además de cuáles son sus grupos de interés.

Por otro lado, es necesario tener un trato personalizado con las propias empresas.  Es imprescindible que los contactos con la empresa los realice siempre una misma persona de la ENL, que sea el referente de las relaciones institucionales de la entidad y que, además, tenga capacidad de decisión en los procesos organizativos. Además de los contactos para conseguir financiación, se recomienda que la persona designada por la entidad para esta tarea participe en foros, congresos o jornadas en los que realizar acciones de networking con posibles financiadores.

En tercer lugar, hay que ser especialmente cuidadoso en la elaboración de buenos materiales corporativos. La elección de un buen diseño y la redacción de buenos contenidos (orientados a los destinatarios) en los soportes corporativos es fundamental para dar una imagen de profesionalidad de la propia entidad. Esto incluye herramientas de comunicación tan dispares como la web, las redes sociales de la entidad, los dípticos informativos…todas estas herramientas de comunicación han de ser coherentes con la imagen visual corporativa de la ENL la cual, si es buena, reflejará la misión, visión y valores de la propia entidad. En el caso de una estrategia de RSC habrá que tener especial cuidado y atención con los dossieres de patrocinio.

Por último, ya hemos insistido en ocasiones anteriores sobre la importancia de una comunicación profesionalizada y especializada en el Tercer Sector. El desarrollo de una estrategia de RSC como forma de financiación es una razón adicional. Aquello con lo que negocia la ENL a la hora de conseguir financiación a partir de una empresa privada es la imagen que puede proyectar la entidad de esta relación de patrocinio. Si se tiene una comunicación profesional, que se basa en objetivos y mide resultados, es más fácil convencer a la empresa de que, además de financiar un proyecto social estupendo, esta relación le va a beneficiar en términos de imagen.

En todo caso, teniendo en cuenta el contexto económico-social de este país, si la ENL se atreve a poner en marcha este tipo de financiación es fundamental que se cargue de paciencia. Mucha mucha paciencia. Al fin y al cabo, toda toma de decisiones lleva su tiempo, y más en un contexto de cambio e inestabilidad.

Por otro lado, hay que recordar que la propia ENL ha de tener mucho respeto por la actividad social de su organización y, en ningún caso, aceptar relaciones de patrocinio que considere abusivas o contrarias a sus propios valores. El Tercer Sector tiene experiencia y prestigio suficiente como para hacerse valer. Y, todo hay que decirlo, cada vez es más común que las empresas privadas acudan a las ENL tanto por su compromiso social como por su “saber hacer”.

3 comentarios

Archivado bajo Tercer Sector, Trucos y consejos de Comunicación