Crowdsourcing: el poder de las masas en Internet

El Crowdsourcing es una práctica que sirve para solucionar problemas de manera grupal. Es decir, es una forma de trabajo colaborativo, en el que una multitud (crowd) de personas participan en busca de nuevas ideas o de soluciones para determinados problemas.

Esta palabreja todavía no aparece en nuestro diccionario. Proviene del inglés y concretamente se trata de la unión de dos palabras:

Crowd: multitud.                                    Outsourcing: externalización.

4370250237_c69b4265f6_o

Así, a simple vista puede costar un poco entender a qué nos referimos con “Multitud-externalización”. El concepto parece complicado porque existen muchas formas de explicarlo, ya que cada sector ha creado la suya propia. Estellés y González (2012), ofrecen una definición bastante interesante, pues intentan integrar las diferentes definiciones en una sola:

“El crowdsourcing es un tipo de actividad en línea participativa en la que una persona, institución, organización sin ánimo de lucro o empresa, propone a un grupo de individuos mediante una convocatoria abierta flexible la realización libre y voluntaria de una tarea. La realización de la tarea, de complejidad y modularidad variable, y en la que la multitud debe participar aportando su trabajo, dinero, conocimiento y/o experiencia, siempre implica un beneficio mutuo. El usuario recibirá la satisfacción de una necesidad concreta, ya sea esta económica, de reconocimiento social, de auto-estima, o de desarrollo de aptitudes personales, mientras que el crowdsourcer obtendrá y utilizará en su beneficio la aportación del usuario, cuya forma dependerá del tipo de actividad realizada”.

Resumiendo un poco esto, y más desde el punto de vista del Tercer Sector, con Crowdsourcing nos referimos a una colaboración externa, puesto que quienes participan en estas acciones no forman parte de la entidad, aunque tradicionalmente estas tareas han sido realizadas por sus empleados. Además, ésta es convocada de forma abierta, pudiendo participar cualquier tipo de persona, y su objetivo principal es buscar solución a determinadas problemáticas o crear ideas, que formen parte de los nuevos proyectos de la entidad.

En el Tercer Sector el Crowdsourcing, con sus diferentes modalidades, está teniendo una gran acogida debido a dos motivos principales: el gran desarrollo de Internet  (fundamental para participar en este tipo de acciones) y las nuevas necesidades que apremian a las Entidades No Lucrativas (ENL), entre ellas la búsqueda de nuevas fuentes de financiación.

Todo lo que el Crowdsourcing abarca

Si nos adentramos más en la práctica del Crowdsourcing podemos ver que existen diferentes formas colaborativas para participar a través de Internet con una ENL. Concretamente Jeff Howe, el primer autor que comenzó a hablar sobre Crowdsourcing, habla de cuatro tipos de estrategias. Diferentes formas, que en algunos casos se alejan de la participación a través de ideas –como por ejemplo el Crowdfunding–, pero que son igualmente importantes, sobre todo por la gran acogida que están teniendo en el entorno del Tercer Sector. ¡Veamos!

1. Crowdfunding

El primero, y casi el más importante a día de hoy debido a su gran aceptación, es el Crowdfunding o financiación colectiva. Gracias a esta práctica la gente puede colaborar contribuyendo con diferentes tipos de donativos con organizaciones no lucrativas. ¿Cómo? Ya sea directamente aportando dinero a la ENL o a alguno de sus proyectos. Normalmente por esta colaboración se recibe alguna contraprestación, por ejemplo a cambio de la aportación a una ONG se puede proponer una desgravación fiscal.

crowdfunding

En los últimos tiempos, muchas son las aplicaciones de Crowdfunding que han surgido, también especializadas en el Tercer Sector. Como leemos en este post hay cuatro ejemplos clave de plataformas orientadas a proyectos solidarios en España: Goteo, Flipover, Microdonaciones.net y Mi grano de arena.

2. Crowdcreation

En segundo lugar hablamos de Crowdcreation o cocreación. Es una forma colaborativa de crear conocimiento. Entonces, consiste en la creación de proyectos o ideas entre la organización y su público objetivo (beneficiarios, trabajadores, donantes…). Esto en el caso de las empresas se ve mucho más claro. Es simplemente la manera en que éstas consiguen información de sus clientes, quiénes de alguna forma deciden sobre los productos o servicios. Por ejemplo, hace un par de años Lays invitaba a su público a proponer nuevos sabores para sus patatas… y la gente se involucraba creando su propio sabor, como esta finalista:

¿Pero, en el caso de las ENL? Pues casi lo mismo, ya que es otro tipo de actividad colaborativa que intenta introducir al público en la toma de decisiones, ya sea invitándoles a que elijan los colores de la nueva imagen corporativa o para que estos ofrezcan nuevas ideas para proyectos. Un ejemplo muy reciente es el de campaña Somos Así, donde diferentes ONGs españolas se han unido para agradecer el apoyo, sea del tipo que sea, a su público objetivo. Una de las actividades de esta campaña ha sido la creación de un mosaico, invitando a su público a enviar una foto para formar parte de él.

Otra campaña que nos puede servir de ejemplo es Apoya la Pesca Sostenible de Greenpeace España. En esta campaña la gente puede compartir barcos de papel en redes sociales para dar a conocer la propuesta.

Principalmente con esta práctica las ENL pueden ganar una buena imagen, ya que estamos diciendo a nuestro público que contamos con él, que su opinión es importante para nosotros y que sus ideas son interesantes. ¿¡Mejor estrategia de marketing!? Con esto conseguimos dos cosas: que el público tenga una experiencia personalizada, y que la ENL pueda conocer mejor la opinión de su público. ¡Interesante forma de cooperación!

Para hablar de Crowdcreation en el ámbito de las ONG también podemos poner el ejemplo de Solucionesong.org, una plataforma de la Fundación Hazloposible en la que, entre otras cosas, se pueden hacer preguntas para conseguir, en este caso, respuestas profesionales para la gestión de una entidad.

Pero entonces, crowdsourcing y crowdcreation, a simple vista, son muy pero que muy parecidos. ¿Son sinónimos? No, estas dos prácticas no son lo mismo. Tal como explican Eduardo Prádanos y Ana Rega en este post, existen diferencias entre ambos conceptos. Principalmente, la diferencia más importante es el público al que nos dirigimos. Para acciones de cocreación nos dirigimos a nuestro público objetivo, mientras que para crowdsourcing el público es mucho más amplio, de ahí lo de convocatoria abierta.

3. Crowdvoting

El Crowdvoting, esta tercera opción relacionada con Crowdsourcing, es una novedosa  forma de conocer la opinión de otros sobre un determinado tema por medio de votaciones masivas.

En el caso de las ONG esto viene muy bien para tener una opinión profesional sobre aspectos tales como la adecuación de un logotipo con su identidad corporativa. Entonces, como veremos más adelante, en este punto la comunicación y el diseño juegan un papel muy importante.

4. Crowdwisdom

Crowdwisdom o sabiduría colectiva es el cuarto tipo de Crowdsourcing según la clasificación básica de Howe. Basado en la idea de que la información que se obtiene de un grupo de personas es más enriquecedora que la que se obtiene de una única persona, esta fórmula sirve para conseguir una imagen completa sobre un determinado tema. El ejemplo clave es Wikipedia, una enciclopedia libre enriquecida gracias a la aportación libre de muchas personas.

Otro ejemplo de esta modalidad son las plataformas, tipo iStockPhoto, en las que cualquiera puede subir fotografías y venderlas a un precio más asequible que las de un profesional. El mismo Howe explica en este vídeo como el mercado de la fotografía ha cambiado totalmente gracias a que la gente normal tiene acceso a cámaras fotográficas de gran calidad. Para ver el vídeo pincha en la imagen siguiente imagen.

para video

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Emprendimiento Social, Tercer Sector

3 Respuestas a “Crowdsourcing: el poder de las masas en Internet

  1. Pingback: La cara y la cruz del Crowdsourcing | inventariacomunicacionsocial

  2. Pingback: RECmondo: Un viaje documental por 3 continentes, donde los niños grabarán su visión del mundo. | inventariacomunicacionsocial

  3. Pingback: Colaboración en red para la transformación social: retos y oportunidades del tercer sector – Empodera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s