Archivo de la categoría: INVentaria de Cine

Películas y series de televisión con temática social o relacionada con la comunicación y el periodismo. Recomendaciones y críticas.

‘Cine y exclusión social. Una mirada a lo invisible’ comienza hoy en Sevilla

Si estás en Sevilla, o vas a pasar por ahí durante los meses de octubre y noviembre, te interesa este evento gratuito: ‘Cine y exclusión social. Una mirada a lo invisible’. El ciclo, que comienza hoy y ha sido organizado por RAIS Fundación, lleva a la pantalla de la sala CABD de la Universidad Pablo de Olavide seis películas cuya temática principal es la exclusión. ¡Mira lo invisible!

cartel-ciclo-def

Cartel ‘Cine y exclusión social. Una mirada a lo invisible’

Con esta primera edición de ‘Cine y exclusión social. Una mirada a lo invisible’, RAIS Fundación pretende crear en Andalucía un espacio de encuentro en el que el cine sea la excusa para reflexionar acerca del fenómeno de la exclusión social.  Por esta razón, después de cada proyección contarán con distintos invitados que invitarán al debate con el público.

¿Qué películas? Los largometrajes, principalmente realizados por autores andaluces, tratan una misma temática: la exclusión. Eso sí, lo hacen desde diferentes puntos de vista, mostrando algunas de las problemáticas de nuestro tiempo, como el difícil acceso a la vivienda, la situación de las personas sin hogar, la soledad o la inmigración.

¿Cuándo y dónde? Todos los jueves desde el 17 de octubre hasta el 28 de noviembre (con excepción del 31 de octubre). La apertura de puertas es a las 16.45 horas en la sala CABD de la Universidad Pablo de Olavide.

17 de octubre: 7 vírgenes (2005)

24 de octubre: Solas (1999)

7 de noviembre: Madre Amadísima (2009) 

14 de noviembre: 14 kilómetros (2007)

21 de noviembre: 15 días contigo (2005)

28 de noviembre: Cinco metros cuadrados (2011)

 

¿Cómo? Aquí puedes conseguir tu entrada. 

Más información: http://www.raisfundacion.org

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo INVentaria de Cine, Tercer Sector

Hoy empieza el Festival de Cine Africano en Córdoba, ¿lo conoces?

Hay muchos aspectos del festival que nos encantan: actividades paralelas, lo baratitas que son las entradas, la guardería, los paquetes turísticos… Los organizadores del 10º Festival de Cine Africano en Córdoba nos lo ponen fácil para asistir y disfrutar del evento durante la semana del 11 al 19 de octubre. No nos hemos podido resistir y nos hemos puesto en contacto con la directora del FCAT Córdoba, Mane Cisneros, para preguntarles cómo han conseguido una participación masiva de directores, actores, y ciudadanos.

Cartel FCAT 2013

Cartel FCAT 2013

 El festival es una declaración abierta de que el cine forma parte de nuestras vidas seamos de donde seamos, ¿cuál ha sido la motivación para organizar este evento? Nuestra motivación es, desde el inicio, cuando el festival era aún una muestra, la misma: situar a las cinematografías africanas en el lugar que les corresponde. Los cineastas africanos siguen tejiendo la narrativa, el imaginario, y la identidad cultural de un continente rico y diverso que crece imparable.

Nuestro objetivo desde hace diez años es desterrar los tópicos sobre África que desgraciadamente aún persisten en la sociedad occidental, y para ello, qué mejor que recurrir a la propia voz de África hablando a través del cine.

En esta edición, hemos preparado una sección retrospectiva llamada 10 Fragmentos de un Discurso Amoroso Africano, que concebimos como una declaración de intenciones en toda regla. Las películas que la componen hacen repaso de los diez años de festival y de los 50 de cine africano; pero también hablan del amor. No se trata de hacer un análisis antropológico sobre las prácticas amorosas o las manifestaciones del deseo, sino de declarar que ha sido el amor por el cine y por África lo que nos ha llevado y nos seguirá llevando a organizar este evento.

Lo que nos asombra es la magnitud del proyecto, ¿cómo habéis difundido el evento dentro y fuera de España? El trabajo que llevamos realizando estos años ha dado sus frutos, y entre ellos se encuentra el gozar de reconocimiento dentro del circuito de festivales de cine africano, sobre todo dentro de Europa. En el ámbito hispanohablante, el FCAT Córdoba sigue siendo el único festival dedicado a las cinematografías africanas, lo cual desde luego no es una buena noticia para el cine hecho en el continente vecino, pero a su vez nos ha situado como un referente.

A esto se suma la labor que se realiza desde el gabinete de prensa del festival, que no sólo centra sus esfuerzos en difundir el evento a nivel nacional, sino que traspasa fronteras y lanza sus noticias a países de habla inglesa, francesa, árabe, portuguesa y española.

Hay más de 60 películas de 24 países en el festival, ¿cómo se han determinado las secciones en las que se clasifican las obras? En esta edición, se mantienen las tres secciones a concurso tradicionales del festival: El Sueño Africano, dedicada a largometrajes de ficción; Al Otro Lado Del Estrecho, de largometrajes documentales; y África En Corto, que reúne los mejores cortometrajes, tanto documentales como de ficción, de reciente producción.

También conservamos una sección clásica no competitiva, África En Ritmo, dedicada a películas sobre baile y/o música africana; y la rebautizada Caja de Pandora, antes Afroscope, que recopila el mejor cine acerca de África realizado por cineastas no africanos.

Para celebrar nuestro décimo aniversario, presentamos una retrospectiva especial llamada 10 Fragmentos de un Discurso Amoroso Africano, que recoge no sólo lo mejor de estos diez años de festival, sino que además sirve como homenaje a los 50 años de cine africano.

Cabe destacar una séptima sección este año, la Carta Blanca al EDOC (Festival de Cine Documental de Quito), que propone una selección de cinco películas ancladas en las realidades vividas por afrodescendientes de Ecuador, Colombia y Brasil.

Al otro lado del estrecho Jeppe on a Friday (Jeppe un viernes). Arya Lalloo, Shannon Walsh. Sudáfrica / Canadá, 2012

Jeppe on a Friday (Jeppe un viernes). Arya Lalloo, Shannon Walsh. Sudáfrica / Canadá, 2012

Los premios se llaman Griot, para los que no estamos tan relacionados con la cultura del continente africano, ¿quién o qué es un griot? En África Occidental, un griot es un narrador de historias y, como tal, esta figura de la tradición oral encierra un enorme valor simbólico. Del mismo modo que los griots son los herederos y guardianes de la historia en el oeste africano, los cineastas, actores y guionistas que participan en el FCAT Córdoba contribuyen a construir y conservar en la memoria colectiva la historia de su pueblo y de su gente.

En la web del festival se dedica un apartado a Cinenómada, ¿qué es esto? Podríamos decir que Cinenómada es la apuesta  de la ONGD Al Tarab por expandiar el Festival de Cine Africano de Córdoba a los 365 días del año. Se trata de un programa que promueve la difusión de las cinematografías africanas a través de muestras, ciclos o proyecciones en colaboración con las organizaciones y entidades que lo soliciten.

Cinenómada cuenta con un Fondo Fílmico de más de 750 títulos en versión original subtituladas en español, que están a disposición de todas las entidades que lo soliciten.

De esta manera, desde el año 2006, Cinenómada contribuye no sólo a la difusión del cine africano, sino que también aporta un flujo anual de ingresos a los cineastas y propone puntos de vista propios sobre las sociedades del continente.

África en corto. Baba Noël (Zanta Clauz). Walid Mattar. Túnez, 2012

África en corto. Baba Noël (Zanta Clauz). Walid Mattar. Túnez, 2012

Otro punto que nos llama la atención son las numerosas actividades paralelas a las proyecciones ¿nos podéis explicar algunas? Este año viene cargado de actividades paralelas, como las organizadas por el equipo de voluntarios del FCAT Córdoba que, como novedad en esta edición, ha preparado una serie de eventos previos a las fechas del festival, como el cinefórum en el centro de menores o el foro de cultura y empleo.

Destinadas a los niños se han organizado las actividades de Espacio Escuela, en la que alumnos de primaria y secundaria de los centros educativos de Córdoba, asistirán a un cinefórum; y Cinemóvil de los distritos, consistente en un Concurso de Pintura Infantil y proyecciones al aire libre.

Cabe destacar asimismo que tendrán lugar distintas sesiones de cuentacuentos en las calles de Córdoba para los más pequeños, a cargo del camerunés Samuel Mountoumnjou.

Samuel Mountomnjou, cuentacuentos programados para sábado 19/10

Samuel Mountomnjou, cuentacuentos programados para sábado 19/10

Durante las fechas del festival, podrá visitarse la exposición Malagorée: de puerto a puerto. Arte malagueño de ida y vuelta, del artista malagueño Javier Hirschfeld.

El FCAT Espacio Profesional vuelve por quinto año consecutivo para fomentar la cooperación entre cineastas y productores de África, España y el resto del mundo a través de mesas redondas, conferencias y presentaciones.

Se llevan a cabo eventos durante todo el año,  ¿qué tipo de eventos son? ¿qué acogida tienen? Como he comentado anteriormente, Cinenómada lleva el cine africano a todos los rincones durante todo el año. Colaboramos con todas las organizaciones o entidades interesadas para preparar proyecciones y otras actividades, normalmente en torno a una temática completa. Supone toda una satisfacción para nosotros comprobar la gran acogida que tienen nuestras actividades fuera del marco del festival, en eventos más pequeños.

Plaza de los Califas (Foto: Estrella Sendra)

Plaza de los Califas
(Foto: Estrella Sendra)

En Inventaria no sabemos si podremos asistir (aunque nos encantaría), si fuéramos, ¿qué nos recomendáis? Nota: no tenemos niños, llegamos tarde para ser voluntarias, nos gusta el cine (claro que sí), viajamos desde Madrid y, ya que estamos allí, queremos conocer Córdoba, ¿cómo lo hacemos? Es difícil escoger una sola actividad para recomendar, pero sin duda será interesante cualquiera de las proyecciones que hemos organizado con cinefórum. Tenemos la suerte de contar con un buen número de cineastas invitados que vendrán a presentar sus películas y  a debatir sobre ellas con el público. Alguna de las sesiones especiales se presenta especialmente atractiva, como la proyección de la película Moolaadé, en la que contaremos con su protagonista, también cineasta y activista por los derechos de la mujer en África, Fatoumata Coulibaly.

En cuanto a Córdoba, es, por fortuna, una ciudad acogedora y cargada de encanto. Aún sin disponer de mucho tiempo para conocerla en profundidad, cualquier paseo por las calles de su casco histórico les dará buena muestra de su personalidad. Y si disponen de algo más de tiempo, la ciudad cuenta con un numeroso patrimonio cultural, entre el que cabe destacar, como no, la Mezquita-Catedral o la ciudad califal de Medina Azahara.

Programación del FCAT 2013

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicación Social, Entrevistas, INVentaria de Cine

Una experiencia vale más que mil palabras: Témoignages de l’autre côtè

Estrella Sendra es una joven directora de documentales. Su primer proyecto se titula Témoignages de l’autre côté (Testimonios del otro lado), en el que inmigrantes de Senegal en España cuentan su experiencia. El objetivo es mostrar a la realidad a la que se enfrentan los migrantes cuando vienen a España. Sin duda, es un buen ejemplo de emprendimiento y práctica de comunicación para el desarrollo. Ha obtenido varios premios y participado en numerosos congresos. La secuela del proyecto es una realidad: durante este verano viajará a Senegal para grabarla. Esta entrevista no tiene desperdicio:

¿Qué es para ti la comunicación?

Más bien, “cuándo” podemos hablar de “comunicación”… Recuerdo que cuando era más jovencita, en ese afán de la educación por hacer memorizar definiciones, desaconsejaban empezar por “es cuando…” Ahora, estudiando un máster de comunicación crítica y estudios culturales, la referencia continua es Goodman en su ensayo “When is Art?” en lugar de “What is art?” ¿Quién decide las definiciones y cuándo? Yo entiendo la comunicación como un proceso que sucede en un momento preciso, más o menos inesperado, en el que varias personas comparten un contenido, previamente “desconocido” para una de las dos partes. Y digo “desconocido” porque, dicho contenido, recontextualizado en ese momento de intercambio concreto, adquiere un aspecto novedoso que, desde entonces, podrá irse enriqueciendo –o tal vez, ir perdiendo sentido o relevancia- en futuras comunicaciones.

¿Cómo has aplicado esa definición a tu proyecto?

El proyecto documental ha estado, desde el principio, muy ligado a un sentimiento de frustración con la información. Me interesaba informar de la experiencia de la inmigración escuchando, en lugar de hablando. Por eso, el documental Témoignages de l’autre côté no tiene voz over que explique o contextualice. El orden de lo que se cuenta sólo está marcado por la edición, que estructuré en bloques temáticos, más o menos, para facilitar la comprensión de los contenidos. Los que hablan, los que hacen una especie de debate en distintos espacios, son los inmigrantes senegaleses que están en España. De esta manera, intentaba establecer una comunicación en la que se hablara de inmigración de otra forma, crítica con la de los medios de comunicación convencionales. Faltan tantos términos, tantas representaciones… ¿Son los inmigrantes de verdad solo números, bultos que llegan en pateras, “ansiosos” por quitar trabajo e “incordiar” a los españoles? Esto es una exageración de la representación de los inmigrantes en los medios, pero, en cierto modo, no se aleja demasiado de la norma. De todas formas, creo que el documental habla a muchos niveles y que es crítico también con los que nos creemos no racistas ni simplistas. Esta fue una de esas sorpresas que rinde siempre el género documental. Creo que gana con todo lo que no esperábamos encontrar, todo lo incalculado y considero que esta “apertura” y flexibilidad es clave a la hora no sólo de entender la comunicación sino de llevarla a cabo. 

¿Cómo surgió la idea?

Después de haber iniciado investigaciones en la representación del continente africano en varias publicaciones, tanto españolas como senegalesas. Los resultados eran bastante preocupantes. Entonces estudiaba periodismo y comunicación audiovisual en la Universidad de Sevilla. Como me gusta mucho el género documental, tenía ganas de contribuir a la comunicación multicultural desde este género. Estaba vinculada a un proyecto de cooperación que iniciamos en Senegal, con una organización que conocí durante mis investigaciones sobre prensa y surgió esta oportunidad de hacer un documental sobre la inmigración en España. Al hablar con personas que han emigrado, era y es normal decir que les empujó un afán por ir a otro país en busca de un futuro mejor, tal como lo pintaban los medios de comunicación. Sin embargo, también decían, y dicen, que una vez aquí, se sentían y sienten engañados. Así que la idea era que los propios inmigrantes hiciesen un balance público de su experiencia y que el documental se proyectase en Senegal, para que la gente de allí escuchara también ese otro discurso… Esto que parecía un sueño o pensamiento idealista ha sido posible. Estamos contentísimos, el 12 de julio habrá una proyección del documental en el Aula Cervantes de Dakar.

Presentación del documental en el congreso Imagen y Sociedad. Foto: m2ediciones

¿A qué público va dirigido?

Buena pregunta. No tengo una respuesta correcta… Mi idea es que se vea entre los senegaleses, para que tengan la oportunidad de escuchar información crítica sobre la inmigración en España. Critica a muchos niveles, con los españoles, pero también con los senegaleses y entre estos y aquellos, también de distintos modos. Pero es un documental que también me gustaría que se viera en el resto del mundo, en concreto, en los países europeos,  donde tantos africanos emigran. Creo que también es importante que se vea entre estudiantes de periodismo y comunicación, para que vean que el periodismo no está basado sólo en el “copieteo original de teletipos” y que muchas veces, no se puede escribir respondiendo a una pirámide de “qs” porque la realidad es mucho más compleja… Estamos distribuyéndolo en festivales de cine documental y social, y cine africano, con la idea de ver otros modos de “resolver” la información sobre o con África.

¿Qué criterio has seguido para elegir a los entrevistados?

El acceso. Me he puesto en contacto con muchos senegaleses a través de amigos con conocidos senegaleses y a través de organizaciones que trabajasen con ellos. En ningún momento se ha entrevistado a nadie que no estuviera muy convencido con la idea. Ha sido muy difícil el encuentro de voces, porque entre los senegaleses había mucha desconfianza con la información. Lo más reconfortante es que tras ver el resultado, han salido cientos de candidatos para participar en futuros proyectos. Una vez conseguido el acceso, cada persona se convirtió en una especie de personaje y pronto vimos que ellos solos iban estructurando poco a poco el documental. La entrevista con Mariama nos cautivó, una mujer con unas ideas tan fuertes, tan claras y bien argumentadas… Había de convertirse en la experta del documental, la que fuese marcando los bloques temáticos del debate audiovisual en el que participaban tantas otras voces, como las de los Assane.

Fotograma del documental. Assane Niang

¿Cuál es el reto final que te supone este proyecto?

¿Final? Ojalá no haya final. Queremos hacer una segunda parte del documental desde Senegal. Tal vez arranquemos con la proyección del documental en Dakar. Lo ideal sería que esto fuera el comienzo de una red de comunicación con Senegal.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido mientras desarrollabas el proyecto?

Me he llevado varias sorpresas. Me ha gustado mucho el equipo con el que he trabajado, en especial la incorporación de Ida en el proyecto, una chica danesa brillantísima. Pero yo diría que lo que más me ha sorprendido es comprobar la importancia del respeto de la mirada de la cámara. Sólo así se ha conseguido este resultado. Teníamos pensadas otras escenas, con más acción, pero los senegaleses preferían mostrar hablando, no “haciendo”. Es decir, no hay muchas imágenes de venta ambulante desde cerca, ni de situaciones difíciles. Creo que estos “silencios” dicen mucho. Todo lo que no está informa casi tanto o más que lo que sí está. Me ha sorprendido también la acogida del documental entre los senegaleses, para mí ése era el mayor reto.

¿Y qué es lo que más te sorprendió del resultado y de la repercusión?

Me sorprendió mucho la acogida del documental en la primera proyección privada que hicimos con la gente de la Casa de Acogida. Tras la proyección, hubo un debate de una hora aproximadamente, en el que los senegaleses siguieron contando más y más experiencias. Fue interesantísimo. Además, me encantó que ellos mismos veían que el documental pedía una segunda parte a gritos, desde Senegal, y que era importante que se proyectase allí. Luego ha sido muy bien recibido en un par de congresos en la Facultad de comunicación de Sevilla. Los protagonistas participaron en la mesa redonda y la gente del público se lanzó a hacer preguntas. A esa proyección vino Ignacio Samper, el director de la oficina del Parlamento Europeo en España, porque, también para nuestra grata sorpresa, hemos ganado a nivel nacional el Premio Europeo Carlomagno de la Juventud. Ahora el 15 de mayo sabremos los resultados finales en una ceremonia que se celebra en Aquisgrán. ¡A ver si hay suerte!

Ahora que ya sabes la reacción del público general, ¿qué objetivos te propones para la secuela?

Me encantaría que tras la proyección en Dakar, la gente se animase a participar en la grabación de la segunda parte y que luego, ese fuera el principio de un intercambio de contenidos audiovisuales entre los españoles y los senegaleses.

Si quieres saber más sobre el documental suscríbete a su blog

Deja un comentario

Archivado bajo Emprendimiento Social, Entrevistas, INVentaria de Cine