Archivo de la etiqueta: enl

La gestión interna del Voluntariado en una ENL

El tema del voluntariado no es nuevo en nuestro blog. En anteriores posts hemos definido este concepto y nos hemos adentrado en los nuevos tipos que han surgido gracias a Internet, haciendo especial hincapié en el voluntariado corporativo. Ahora llega el turno de saber un poco más sobre el papel que las Entidades No Lucrativas (ENL) tienen en este campo. En este sentido, vamos a explicar el plan o programa que éstas desarrollan para gestionar internamente el voluntariado. 

Las características principales de las ENL es que no tienen ánimo de lucro y son de iniciativa social y privada. Además, la actividad que realizan busca favorecer a un determinado grupo de personas bajo unos intereses sociales. Desde el punto de vista de la ejecución de los proyectos, dentro de las entidades del Tercer Sector nos podemos encontrar con dos tipos de personas: las que forman parte de la plantilla como personal laboral y los voluntarios. Pero gestionar a un grupo de voluntarios/as, ya sea de un tamaño normal o incluso amplio, no es tarea fácil. Por ello es recomendable que las ENL cuenten con un programa o plan de voluntariado. Se trata de un documento interno en el que se establecen cada uno de los pasos a seguir antes, durante y después de la incorporación de un voluntario a la entidad. Estos son:  

ANTES: analizar nuestro entorno y captar voluntarios.

Para saber qué queremos y cómo lo queremos necesitamos investigar tanto a nuestra entidad como todo lo que la rodea, es decir, necesitamos realizar un análisis interno y externo. De este modo, y entre otras muchas cosas, podremos conocer la situación actual de la entidad, las necesidades que tiene según las actividades que realiza, los objetivos que quiere conseguir o las posibilidad de encontrar voluntarios/as en la zona en la que se opera.

Una vez hecho el análisis podremos saber qué es lo que la entidad necesita: el número de voluntarios/as y las tareas que van a realizar. Así podremos definir el perfil de voluntario/a para cada puesto. Es recomendable realizar una ficha en la que aparezcan los datos relativos al voluntario/a y a su actividad: descripción del puesto; finalidad y objetivos del puesto; responsabilidad y deberes; supervisión; titulación/formación; edad y sexo; experiencia; duración del voluntariado…

Tenemos necesidades, objetivos, target… ¿qué nos falta? Los medios para conseguir voluntarios/as durante la campaña de captación. Así debemos realizar un plan de comunicación para la campaña en la que se recojan aspectos tales como: qué mensaje queremos transmitir, cómo, a quién, en qué medio, de qué tipo…

Aunque el boca a boca sigue funcionando muy bien, Internet y la web 2.0 han hecho proliferar un gran número de medios para que las ENL puedan captar voluntarios. Veamos algunos ejemplos, tantode medios de la vieja escuela como actuales:

  • Redes de voluntariado: son las plataformas y las federaciones de voluntariado que ayudan a sensibilizar e informar sobre esta temática.
  • Medios de comunicación: este es el tradicional aliado para conseguir voluntarios. Un spot en televisión, de los clásicos de Cruz Roja; una cuña publicitaria; una página en un periódico o revista, ya sea en forma de publicidad o como un artículo, entrevista o reportaje… Los medios de comunicación, sea como sea, ayudan a llamar la atención sobre todo tipo de temas, también sobre el voluntariado.
  • Carteles y folletos: es otra fórmula clásica de captar voluntarios. Estos carteles se pueden repartir en diferentes lugares (universidad, tiendas, cafeterías…) para difundir la información sobre los programas de voluntariado.
Voluntarizate de Médicos del Mundo

Voluntarizate de Médicos del Mundo

 

  • Charlas, conferencias, cursos o jornadas: muy efectiva dado que normalmente a estos lugares acuden personas que ya están interesadas por la temática. Es una buena forma de informar, sensibilidad y captar nuevos voluntarios.
  • Internet/Redes Sociales: si a día de hoy algo funciona estupendamente es Internet y las Redes Sociales. Son una opción barata y eficaz, ¿quién no está hoy en Internet? Eso sí, esta opción para captar nuevos voluntarios depende también de nuestro público objetivo. Si queremos conseguir a jubilados para que participen en nuestras actividades de voluntariado, esta no es la opción más adecuada.

Sea como sea, no hay entidad en busca de voluntarios que no incluya en su página información sobre las opciones de voluntariado que ofrece. Por ejemplo en la página web de Médicos del Mundo podemos ver el enlace a Voluntarízate, donde además se ofrece la posibilidad de descargar un cartel y un banner para informar tú mismo sobre esta posibilidad.

DURANTE: conocer al voluntario.

Una vez que hemos conseguido que el potencial voluntario/a se acerque a nosotros, llega el proceso más interesante: la gestión interna de este tipo de colaborador. Hay una serie de fases:

  • La acogida: este primer paso es importante, aunque en muchas ocasiones no es realizado debido a la necesidad inmediata de un voluntario/a. Para los procesos normales, la acogida consiste en dar información a los voluntarios sobre la entidad, los proyectos y las tareas para las que va a ser requerido. También, durante este periodo, se debe conocer al voluntario/a: sus motivaciones, actitudes e intereses. Esta es la mejor manera de adecuar sus actitudes a la tarea a realizar.

A este primer acercamiento, que se puede combinar con sesiones grupales, le debe preceder la entrevista personal. En la cual se podrá profundizar en los aspectos antes nombrados con cada uno de los voluntarios.

  • La formación: en casi todo programa de voluntariado, sobre todo en aquellos relacionados con la acción social, es necesario que la entidad forme al voluntario/a para que pueda desarrollar de la mejor forma posible su trabajo. Esta formación puede ser de tres tipos: básica o inicial (relacionada con la temática voluntariado), específica (relacionada con la función que va a desempeñar) y formación de formadores de voluntariado (para aquellos que van a coordinar grupos de voluntariado).
  • La incorporación y el seguimiento: tras todo el proceso anterior la entidad debe intentar por todos los medios que el voluntario/a se integre dentro de la organización.  Esto es fundamental para el buen desarrollo de su actividad. Además, de realizar un seguimiento continuado para detectar cualquier dificultad.

DESPUÉS: evaluación.

En todo proyecto es necesaria una evaluación final para saber si ha habido errores, cuáles han sido y cómo se puede mejorar el programa de cara a futuras campañas de captación.

Esta evaluación se debe realizar tanto teniendo en cuenta datos cualitativos (resultados obtenidos, causas de los resultados…) como cuantitativos (número de personas que han participado, duración del voluntariado, número de personas con las que han trabajado…).

Si te ha gustado nuestro post, esperamos vuestros comentarios, reflexiones, dudas, correcciones… ¡lo que os apetezca!

 

 

1 comentario

Archivado bajo Tercer Sector

Voluntariado corporativo: empresas creando buena imagen

El fenómeno del voluntariado ha empezado a penetrar intensamente en los últimos años en las empresas como parte de su política de responsabilidad social.  Tras los muchos escándalos en el mundo empresarial, relacionados con problemáticas sociales, medioambientales y económicas, este sector se ha tenido que ir sensibilizado con estos mismos temas surgiendo una incipiente actividad relacionada con la responsabilidad que las empresas deben tener. Su motivación ha llegado sobre todo a través de la denuncia de la gente, que ha hecho que éstas tengan que reflexionar sobre sus actuaciones y sobre el papel que juegan en la comunidad en la que operan. De ahí la necesidad de incorporar a sus políticas de actuación conceptos que superan lo puramente económico.

Y es que, el voluntariado corporativo tiene unos grandes beneficios para la empresa y para los trabajadores. ¿Cuáles? Además del más obvio, una considerable mejora de la imagen corporativa de la empresa, también este tipo de acciones son beneficiosas por la gran carga de motivación que suelen conllevar. Los trabajadores consiguen identificarse con más facilidad con la empresa, mejorando considerablemente las relaciones entre la plantilla y los empresarios. Esto da lugar a un mejor clima laboral y a un considerable refuerzo de los valores internos.

¿Cuál es su objetivo? En general lo que se quiere es que los trabajadores de una determinada empresa ayuden a la comunidad en la que la organización desarrolla su actividad. Aunque viene recomendado por la propia empresa, son los trabajadores quienes deciden de forma libre si quieren o no colaborar en algún proyecto.


¿Cómo suele colaborar la empresa? Pues puede hacerlo de muchas formas –difusión, sensibilización, jornadas voluntarias… –, pero sobre todo lo puede hacer por medio del voluntariado profesional, ya que ellas disponen de unos conocimientos que pueden ser muy útiles para las ENL.

¿Y los beneficios para la ONG? Las ENL consiguen una fuente de voluntarios en la mayoría de los casos profesionales, con diversas habilidades. Es una buena fuente de financiación y sobre todo, desde el punto de vista de la comunicación, es una buena fuente de difusión de la entidad y de sus valores. No debemos olvidar que detrás de toda acción de Responsabilidad Social Corporativa hay acciones comunicativas que buscan mostrar que la empresa es responsable. Y al comunicar sobre sus acciones responsables, la empresa también comunica sobre la ONG.

Para buscar este tipo de voluntariado, las ONG necesitan una estrategia de Responsabilidad Social Corporativa. Con esta podrán saber qué empresas están relacionadas con su sector y cuáles pueden realizar acciones de voluntariado. Después tienen que acercarse a ellas y proponer la colaboración.

Para ahondar más sobre el tema del voluntariado corporativo desde Inventaria os recomendamos revisar el estudio “El voluntariado corporativo en España. Modelos y perspectivas de impacto social”, publicado en el 2012 por la ESADE.

Uno de los muchos ejemplos de este tipo de voluntariado es el trabajo que está realizando Google en Irlanda, como forma de voluntariado profesional donde sus empleados llevan a cabo getyourfolksonline, un proyecto también de cibervoluntarido. Su objetivo: acercar el mundo digital a las personas mayores.

A pesar de la ayuda que ofrecen las empresas, que no es para nada desechable, no debemos olvidar que ésta parte de su estrategia de negocio. De ahí el debate surgido en torno a esta supuesta ayuda desinteresada. Y es que, el retorno para la empresa es altamente positivo, es decir, que la organización no pierde en ningún caso con esto, ya que consigue una buena imagen externa e interna.

1 comentario

Archivado bajo Tercer Sector

Nuevas formas de voluntariado en la era de Internet

El voluntariado, ese acto desinteresado motivado por la simple gratificación de ayudar a los demás, ha evolucionado considerablemente en los últimos tiempos.  No sólo las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han dado lugar a nuevas fórmulas, como puede ser el voluntariado a distancia o cibervoluntariado, sino que también las nuevas demandas de la sociedad, más preocupada y comprometida con su entorno, han ayudado al desarrollo y la generalización de otros tipos de voluntariado que ya existían hace tiempo, como por ejemplo el corporativo.

Son muchos los tipos de voluntariado y muchas las clasificaciones que se pueden hacer,  desde una clasificación por áreas de acción (acción social, ambiental, cooperación…) hasta una por finalidad (asistencialista, desarrollista, activista…), pasando por una clasificación más relacionada con el tipo de voluntariado (pedagógico, profesional, de ocio…). Sin entrar en mucho detalle en el tema de la clasificación, vamos a ver algunas fórmulas de voluntariado que están teniendo mucho auge en los últimos años:

1. Turismo solidario: ¿una nueva forma de cooperación?

Aunque no son totalmente lo mismo, el turismo solidario y la cooperación tienen bastante relación. ¿Por qué? Por ejemplo, tanto una como otra forma son voluntariados internacionales, es decir, que se viaja a un lugar, normalmente un país en vías de desarrollo, para realizar la ayuda voluntaria in situ, con las comunidades beneficiarias del programa que gestiona una ENL. ¿Cuál es la diferencia más notable? Pues que la cooperación se puede realizar sin viajar, desde la sede que la entidad tiene en España, por ejemplo realizando la formación de los nuevos voluntarios en el marco de un programa de cooperación al desarrollo.

El turismo solidario, cuya duración depende un poco del tiempo con el que cuentes (lo normal son 3 ó 4 semanas), es una forma responsable y solidaria de viajar y conocer la vida, cultura y costumbres de un país, región o grupo.

Aunque en la mayoría de las ocasiones los viajes solidarios consisten en ayudar a un grupo de personas, por ejemplo haciendo voluntariado internacional con infancia, también hay viajes solidarios en los que directamente los beneficiarios no son personas, por ejemplo los viajes relacionados con el medio ambiente o con el trabajo voluntario en los conocidos campos de trabajo.

Cultural y por eventos: ¿voluntariado o reemplazo de un puesto de trabajo?

Aunque en nuestro país este tipo de voluntariado todavía no ha tenido una buena aceptación, de hecho es tan poco el conocimiento de esta forma que no hace tanto tiempo Ana Botella hizo una propuesta que a los madrileños les pareció cuanto menos escandalosa: “¡Voluntarios en las bibliotecas!”. Y es que este tipo de voluntariado se puede ver con mucha facilidad como una supleción de un puesto de trabajo. ¿Por qué? Porque no hay un beneficiario “necesitado”. Es decir, el beneficiario es la sociedad, la sociedad de un país desarrollado que está practicando y pagando por actividades de ocio y cultura, lo que quiere decir que se debería poder pagar un sueldo a las personas que participan con su trabajo en este tipo de actos.

Sea como sea,  en muchos países está fórmula está muy extendida, como por ejemplo en Inglaterra, donde es muy común colaborar en distintas actividades culturales, ya sea dando apoyo en un concierto, en un museo, en una biblioteca, en una carrera…

Virtual: Internet llegó para quedarse

El voluntariado tradicional es más bien un acto de participación presencial, en el que la colaboración normalmente es continuada (por ejemplo un par de veces a la semana). La persona tiene una tarea específica encomendada y generalmente se realiza una atención directa al beneficiario, por ejemplo sirviendo de apoyo a personas mayores. Ahora, con Internet y la web 2.0, el voluntariado se ha reciclado.

Internet

Ya no es necesaria la colaboración en la sede o en el lugar donde se aplica la acción, simplemente se necesita un ordenador, conexión a Internet y alguna habilidad profesional, ya que esta forma se inserta más bien en la modalidad de voluntariado profesional, intelectual o experto. Por lo tanto, se trata de una colaboración a distancia en la que la persona que ayuda debe contar con algún tipo de formación, puesto que las actividades que se suelen demandar están muy relacionadas con el asesoramiento en temas contables o legales, el diseño y el manteamiento de webs, la traducción de textos, la realización de notas de prensa…

Para conocer más sobre voluntariado virtual desde Inventaria os recomendamos esta guía de Susan Ellis y Jayne Cravens.

Otra modalidad relacionada con el voluntariado virtual, que también está muy en boga, es el ciberactivismo o voluntariado de sensibilización online. Esto es la participación en campañas de protesta a través de Internet. Por ejemplo, la simple firma on-line de una petición o la difusión y sensibilización de una causa son dos formas de ciberactivismo muy usuales en estos días. De hecho, muchas de las personas que hacen esto no son conscientes de que están haciendo voluntariado. Y es que las herramientas tecnológicas y la web 2.0 han influido positivamente en la movilización ciudadana.

También el cibervoluntariado es una forma en la que la persona voluntaria participa en un proyecto de enseñanza del uso de la tecnología. Por ejemplo, la Fundación Cibervoluntarios realiza diversos proyectos en este sentido. Uno de ellos, Empoderarte: El artista eres tú, proyecto en el que se usa el poder de la tecnología para cambiar el mundo. ¿Cómo? Invitando a la gente a expresarse por medio de fotografías que formarán parte de una exposición.

big_empoderarte

Gracias al voluntariado virtual se puede llegar a personas que de otra forma sería imposible. Además, se hace más accesible la participación de personas con discapacidad, problemas de movilidad o con falta de tiempo. Sin olvidar las razones ecológicas y económicas: menos consumo de papel, de gasolina, transporte…

 

2 comentarios

Archivado bajo Tercer Sector

Crowdsourcing: el poder de las masas en Internet

El Crowdsourcing es una práctica que sirve para solucionar problemas de manera grupal. Es decir, es una forma de trabajo colaborativo, en el que una multitud (crowd) de personas participan en busca de nuevas ideas o de soluciones para determinados problemas.

Esta palabreja todavía no aparece en nuestro diccionario. Proviene del inglés y concretamente se trata de la unión de dos palabras:

Crowd: multitud.                                    Outsourcing: externalización.

4370250237_c69b4265f6_o

Así, a simple vista puede costar un poco entender a qué nos referimos con “Multitud-externalización”. El concepto parece complicado porque existen muchas formas de explicarlo, ya que cada sector ha creado la suya propia. Estellés y González (2012), ofrecen una definición bastante interesante, pues intentan integrar las diferentes definiciones en una sola:

“El crowdsourcing es un tipo de actividad en línea participativa en la que una persona, institución, organización sin ánimo de lucro o empresa, propone a un grupo de individuos mediante una convocatoria abierta flexible la realización libre y voluntaria de una tarea. La realización de la tarea, de complejidad y modularidad variable, y en la que la multitud debe participar aportando su trabajo, dinero, conocimiento y/o experiencia, siempre implica un beneficio mutuo. El usuario recibirá la satisfacción de una necesidad concreta, ya sea esta económica, de reconocimiento social, de auto-estima, o de desarrollo de aptitudes personales, mientras que el crowdsourcer obtendrá y utilizará en su beneficio la aportación del usuario, cuya forma dependerá del tipo de actividad realizada”.

Resumiendo un poco esto, y más desde el punto de vista del Tercer Sector, con Crowdsourcing nos referimos a una colaboración externa, puesto que quienes participan en estas acciones no forman parte de la entidad, aunque tradicionalmente estas tareas han sido realizadas por sus empleados. Además, ésta es convocada de forma abierta, pudiendo participar cualquier tipo de persona, y su objetivo principal es buscar solución a determinadas problemáticas o crear ideas, que formen parte de los nuevos proyectos de la entidad.

En el Tercer Sector el Crowdsourcing, con sus diferentes modalidades, está teniendo una gran acogida debido a dos motivos principales: el gran desarrollo de Internet  (fundamental para participar en este tipo de acciones) y las nuevas necesidades que apremian a las Entidades No Lucrativas (ENL), entre ellas la búsqueda de nuevas fuentes de financiación.

Todo lo que el Crowdsourcing abarca

Si nos adentramos más en la práctica del Crowdsourcing podemos ver que existen diferentes formas colaborativas para participar a través de Internet con una ENL. Concretamente Jeff Howe, el primer autor que comenzó a hablar sobre Crowdsourcing, habla de cuatro tipos de estrategias. Diferentes formas, que en algunos casos se alejan de la participación a través de ideas –como por ejemplo el Crowdfunding–, pero que son igualmente importantes, sobre todo por la gran acogida que están teniendo en el entorno del Tercer Sector. ¡Veamos!

1. Crowdfunding

El primero, y casi el más importante a día de hoy debido a su gran aceptación, es el Crowdfunding o financiación colectiva. Gracias a esta práctica la gente puede colaborar contribuyendo con diferentes tipos de donativos con organizaciones no lucrativas. ¿Cómo? Ya sea directamente aportando dinero a la ENL o a alguno de sus proyectos. Normalmente por esta colaboración se recibe alguna contraprestación, por ejemplo a cambio de la aportación a una ONG se puede proponer una desgravación fiscal.

crowdfunding

En los últimos tiempos, muchas son las aplicaciones de Crowdfunding que han surgido, también especializadas en el Tercer Sector. Como leemos en este post hay cuatro ejemplos clave de plataformas orientadas a proyectos solidarios en España: Goteo, Flipover, Microdonaciones.net y Mi grano de arena.

2. Crowdcreation

En segundo lugar hablamos de Crowdcreation o cocreación. Es una forma colaborativa de crear conocimiento. Entonces, consiste en la creación de proyectos o ideas entre la organización y su público objetivo (beneficiarios, trabajadores, donantes…). Esto en el caso de las empresas se ve mucho más claro. Es simplemente la manera en que éstas consiguen información de sus clientes, quiénes de alguna forma deciden sobre los productos o servicios. Por ejemplo, hace un par de años Lays invitaba a su público a proponer nuevos sabores para sus patatas… y la gente se involucraba creando su propio sabor, como esta finalista:

¿Pero, en el caso de las ENL? Pues casi lo mismo, ya que es otro tipo de actividad colaborativa que intenta introducir al público en la toma de decisiones, ya sea invitándoles a que elijan los colores de la nueva imagen corporativa o para que estos ofrezcan nuevas ideas para proyectos. Un ejemplo muy reciente es el de campaña Somos Así, donde diferentes ONGs españolas se han unido para agradecer el apoyo, sea del tipo que sea, a su público objetivo. Una de las actividades de esta campaña ha sido la creación de un mosaico, invitando a su público a enviar una foto para formar parte de él.

Otra campaña que nos puede servir de ejemplo es Apoya la Pesca Sostenible de Greenpeace España. En esta campaña la gente puede compartir barcos de papel en redes sociales para dar a conocer la propuesta.

Principalmente con esta práctica las ENL pueden ganar una buena imagen, ya que estamos diciendo a nuestro público que contamos con él, que su opinión es importante para nosotros y que sus ideas son interesantes. ¿¡Mejor estrategia de marketing!? Con esto conseguimos dos cosas: que el público tenga una experiencia personalizada, y que la ENL pueda conocer mejor la opinión de su público. ¡Interesante forma de cooperación!

Para hablar de Crowdcreation en el ámbito de las ONG también podemos poner el ejemplo de Solucionesong.org, una plataforma de la Fundación Hazloposible en la que, entre otras cosas, se pueden hacer preguntas para conseguir, en este caso, respuestas profesionales para la gestión de una entidad.

Pero entonces, crowdsourcing y crowdcreation, a simple vista, son muy pero que muy parecidos. ¿Son sinónimos? No, estas dos prácticas no son lo mismo. Tal como explican Eduardo Prádanos y Ana Rega en este post, existen diferencias entre ambos conceptos. Principalmente, la diferencia más importante es el público al que nos dirigimos. Para acciones de cocreación nos dirigimos a nuestro público objetivo, mientras que para crowdsourcing el público es mucho más amplio, de ahí lo de convocatoria abierta.

3. Crowdvoting

El Crowdvoting, esta tercera opción relacionada con Crowdsourcing, es una novedosa  forma de conocer la opinión de otros sobre un determinado tema por medio de votaciones masivas.

En el caso de las ONG esto viene muy bien para tener una opinión profesional sobre aspectos tales como la adecuación de un logotipo con su identidad corporativa. Entonces, como veremos más adelante, en este punto la comunicación y el diseño juegan un papel muy importante.

4. Crowdwisdom

Crowdwisdom o sabiduría colectiva es el cuarto tipo de Crowdsourcing según la clasificación básica de Howe. Basado en la idea de que la información que se obtiene de un grupo de personas es más enriquecedora que la que se obtiene de una única persona, esta fórmula sirve para conseguir una imagen completa sobre un determinado tema. El ejemplo clave es Wikipedia, una enciclopedia libre enriquecida gracias a la aportación libre de muchas personas.

Otro ejemplo de esta modalidad son las plataformas, tipo iStockPhoto, en las que cualquiera puede subir fotografías y venderlas a un precio más asequible que las de un profesional. El mismo Howe explica en este vídeo como el mercado de la fotografía ha cambiado totalmente gracias a que la gente normal tiene acceso a cámaras fotográficas de gran calidad. Para ver el vídeo pincha en la imagen siguiente imagen.

para video

3 comentarios

Archivado bajo Emprendimiento Social, Tercer Sector

“El sentido comunitario de la vida es la expresión más entrañable del sentido común (Eduardo Galeano)”

logonsentidocomun

Son de Sevilla y nos hemos conocido primero a través de las redes sociales y después en un encuentro sobre comunicación social, ¿quién lo iba a decir? Nos parece muy interesante lo que hacen porque, la verdad, va muy en la línea de lo que hacemos nosotras.  La agencia de comunicación y portal de noticias Sentido Común son una de nuestras “entidades amigas” con las que esperamos trabajar codo con codo. ¡Así es más eficaz! ¡Y divertido!

¿Qué es Sentido Común?

Sentido Común es una agencia de comunicación especializada en dar voz y visibilidad a la labor solidaria de las organizaciones del Tercer Sector y los colectivos sin ánimo de lucro.  Una tarea de divulgación de la acción social y comunitaria en la que venimos trabajando desde junio de 2012 a través de sentido-comun.com, una página web que apuesta por reportajes de temática social con un tratamiento cercano y optimista.

¿Quiénes lo formáis?

Somos un grupo joven y dinámico de profesionales del periodismo, formación que complementamos con nuestra especialización en ciertas áreas: desde la gestión cultural a la antropología y los estudios de género, pasando por el diseño gráfico. Nos avala nuestra experiencia en diversos medios de comunicación, gabinetes de prensa y entidades de solidaridad y cooperación, pero siempre decimos que nuestro mayor valor para este proyecto es la ilusión que hemos depositado en él: volvemos a sentir que el periodismo y la comunicación pueden aportar cosas positivas a la sociedad.

¿Qué objetivo tiene?

Como agencia, nuestro objetivo esencial es dar a conocer la labor de entidades sociales como ONG, fundaciones, asociaciones y colectivos en general; un trabajo que en los últimos años no se ha sabido comunicar a la sociedad, lo que ha generado falta de confianza en estas entidades. Además de esto, nuestros fines como asociación son más amplios, abarcando cuestiones como el fomento del asociacionismo y el voluntariado, la promoción de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, el apoyo a los proyectos de economía social y la introducción de la Responsabilidad Social Corporativa en las empresas, entre otras.

¿Por qué creéis que es necesario un proyecto como Sentido Común?

Creemos que, en un momento como el actual, hay que apostar por la acción colectiva, solidaria y comprometida, no regida solo por intereses económicos. De alguna forma, la grave situación en la que nos vemos inmersos nos está empujando a confiar de nuevo en el trabajo en equipo, en el apoyo de unas personas en otras y en la cooperación entre entidades, no ya solo para paliar los efectos de la crisis sino también, y sobre todo, para establecer unas bases sociales más sólidas de cara al futuro. Pero para ello, al margen de la necesaria crítica, hace falta mostrar ejemplos de buenas prácticas, informar sobre todo lo positivo que ya se viene haciendo desde hace años y que, a menudo, nos es completamente ajeno por su poca presencia en los medios de comunicación convencionales.

logo sent com

¿Cómo entiende la comunicación Sentido Común?

Por un lado, es una realidad inherente a cualquier entidad: al realizar una labor de cara a la sociedad, a una comunidad, siempre estamos comunicando, transmitiendo unos valores y unas ideas. Pero eso no debería conducirnos a dar por sentado que nuestra comunicación es efectiva.  Por eso en Sentido Común ponemos el foco en generar contenidos de calidad, lo que supone acudir a las fuentes originales, dar voz a la propia ciudadanía y explicar de una forma cercana y directa los temas sociales que le afectan, y cómo podemos implicarnos. También significa no ceñirnos a la actualidad informativa y a la distribución de notas de prensa estandarizadas. Es decir, lo contrario de lo que han venido haciendo los medios convencionales. Hay que recuperar al profesional de la comunicación comprometido con la sociedad. De otro modo, ¿cómo podremos transmitir a la ciudadanía la importancia de apoyar a las entidades con fines sociales?

Desde vuestro punto de vista, ¿qué papel juega la tecnología en una asociación como Sentido Común?

Para nosotros es fundamental, ya que internet nos ha permitido montar un medio de información propio sin apenas coste y con las funcionalidades propias de una web profesional. Además, día a día estamos conectados a nuestra comunidad de lectores vía Facebook y Twitter, lo que nos reporta participación y feedback, cuestiones ambas que consideramos esenciales en el proyecto. A nivel interno, usamos Whatsapp también a diario para comunicarnos. Dicho esto y aunque somos conscientes del potencial de las redes tecnológicas para compartir saberes y fomentar el espíritu crítico y la participación ciudadana, valoramos mucho la comunicación cara a cara. Nuestra forma de hacer periodismo defiende la cobertura in situ de las informaciones, ya que queremos dar voz a los ciudadanos que por lo general permanecen anónimos o silenciados. Y a veces no basta con expresar nuestra opinión en un foro virtual; tenemos que dejarnos ver y hacernos escuchar o, como dice Marina Garcés, poner el cuerpo como forma de resistencia social. En resumen, nuestra respuesta es un sí rotundo a la tecnología, pero usada con sentido común.

¿Cómo os planteáis el futuro?

Nuestra intención es seguir trabajando por cumplir esos objetivos que mencionábamos, apostando por el trabajo colectivo con fines más allá de los meramente económicos. Para ello, queremos seguir impulsando nuestra Agencia Con Sentido Común y mantener, de forma paralela, la web para que siga siendo un punto de encuentro de todas aquellas personas interesadas en el ámbito social. Por eso vamos alimentando en ella un listado de entidades, una agenda de eventos y un tablón de convocatorias, secciones que esperamos ir ampliando poco a poco. En definitiva, para el futuro pretendemos seguir defendiendo la labor de equipo para alcanzar logros que repercutan en el común, en la comunidad.

2 comentarios

julio 3, 2013 · 8:01 am

El voluntariado y su compromiso con la sociedad

En muchas ocasiones, cuando estamos sensibilizados con una determinada problemática, queremos hacer algo para mejorar las cosas. Aunque hay muchas formas de hacerlo, probablemente la más conocida es el voluntariado. Es una manera fácil de colaborar con una entidad y participar en el cambio social. 

Existen muchos tipos de voluntariado, cada uno con sus propias particularidades e incluso algunos muy alejados de las Entidades No Lucrativas (ENL). Eso sí, aunque no existe una definición única –cada entidad, organismo o empresa utiliza la suya propia, adaptándola en cierto modo a sus “necesidades”–, hay tres premisas que se suelen considerar condiciones necesarias para hablar de voluntariado. Estas son:

1. El voluntariado es desinteresado, ya que no persigue ningún beneficio ni gratificación.

2. El voluntariado es intencionado, puesto que la persona lo realiza porque quiere, y legítimo, ya que el voluntario tiene la capacidad para realizar la ayuda. Eso sí, aunque quiere y puede ayudar necesita el consentimiento del otro para hacerlo, de la persona que recibe la ayuda.

3. El voluntariado es necesario. No es un pasatiempo o entretenimiento. Hay una justificación que responde a una necesidad real del beneficiario.

Además de esto, muchas definiciones afirman que el voluntariado se desarrolla dentro de una Entidad No Lucrativa (ENL), como ejemplo la definición de la Plataforma del Voluntariado de España: “La Acción Voluntaria organizada es aquella que se desarrolla dentro de una organización sin ánimo de lucro por personas físicas que, de manera altruista y solidaria, intervienen con las personas y la realidad social, frente a situaciones de vulneración, privación o falta de derechos u oportunidades para alcanzar una mejor calidad de vida y una mayor cohesión y justicia social como expresión de ciudadanía activa organizada”.

 Poster-red-cross-volunteer-for-victory

Para sintetizar un poco todo esto con nuestras palabras, podemos decir que el voluntariado es un acto desinteresado, en el que se ofrece una ayuda a colectivos en riesgo de exclusión social o acciones relacionadas con el medio ambiente. No persigue ningún tipo de beneficio económico, siendo una colaboración sin ánimo de lucro. En la que existe una intención, propia y libre. Con esto se consigue una sociedad más justa, solidaria y cohesionada.

Pero, ¿qué es lo que mueve a una persona a ayudar? Las motivaciones pueden ser de muy distinto tipo, y en muchos casos difíciles de establecer. Cada persona es un mundo y tiene sus propias motivaciones. Pero lo que está claro es que los voluntarios son un complemento, cada vez más común y mayoritario, de los profesionales de la acción social que pertenecen a organizaciones no lucrativas, o incluso a la propia administración pública. Eso sí, las acciones de voluntariado por parte de la sociedad están muy bien, pero éstas nunca deben sustituir en ningún caso a la actividad profesional.


Pero, ¿por qué ha aumentado tanto el voluntariado en estos últimos años? Por solidaridad, por sentirnos bien, por puro altruismo, por convicciones religiosas… incluso en muchos casos, aunque no debería ser la norma, hay un cierto interés detrás que es aumentar la posibilidades de trabajo. De hecho, en muchos países, como por ejemplo en EE.UU, se valora muy positivamente la actividad voluntaria de los trabajadores, teniendo una presencia considerable en el currículum, en los que incluso puede constituir un apartado propio. Y es que el voluntariado muestra que la persona tiene responsabilidad, iniciativa, buena voluntad…

Por otro lado, la brutal crisis económica en la que nos encontramos ha sido una de las razones más destacables del aumento del voluntariado en nuestro país, no sólo de una manera formal dentro de las Entidades No Lucrativas, sino también de una manera informal. Tanto es así que han surgido grupos de personas solidarias que intentan, según sus posibilidades, hacer frente a las necesidades que se revelan en nuestra sociedad, en torno a los colectivos más desfavorecidos.

Knityourbita

 

 

4 comentarios

Archivado bajo Tercer Sector

15 Consejos para crear un blog por una ENL

En esta nueva entrega relacionada con la importancia de tener un blog corporativo en el caso de las Entidades No Lucrativas (ENL), vamos a ofrecer algunas ideas para que la experiencia bloguera de la organización sea más llevadera. Y por supuesto, siempre buscando con estos tips el éxito de vuestros blogs.  ¡Comenzamos!

1. Pon en marcha tu estrategia de Social Media: realiza una estrategia de Social Media que contenga la creación de un blog, incluyendo los objetivos que se quieren conseguir con esta herramienta, los públicos a los que va dirigida y las acciones que se van a llevar a cabo para mantenerla… También se pueden incluir algunas directrices para que los trabajadores puedan utilizar el blog, por ejemplo un protocolo para situaciones de crisis online.

2. Crea un blog en alguno de los servidores existentes para esto: WordPress, Blogspot, Blogger. Ya en otras ocasiones hemos recomendado WordPress, ya que desde el punto de vista del posicionamiento SEO da mejores resultados, además ofrece grandes prestaciones en relación a la presentación de los contenidos, con una interfaz más profesional y atractiva. 

3. No olvides que el blog debe contener los elementos de la Identidad Visual Corporativa: logosímbolo, colores corporativos, tipografía…  Así los visitantes podrán relacionar rápidamente a la entidad con el blog.

4. Acota la temática: como ENL eres experta en alguna temática (infancia, exclusión o inclusión, cooperación al desarrollo, mujeres, migración…), por lo tanto haz que tu blog se convierta en referente del sector. A la hora de organizarlo, también es recomendable que se hagan clasificaciones menores de la temática principal, así la búsqueda de información será mucho más fácil para el visitante, por ejemplo utilizando una nube de palabras clave.  Por nuestra parte, os recomendamos que el blog hable sobre tu sector, sobre lo qué haces, sobre lo qué eres.

5. Ayúdate de las redes sociales (Facebook, Twitter, Linkedin, Facecoop, Google+…) para promocionar el contenido: una difusión muy recomendable es la de los grupos de Linkedin o de Google+, busca los que tengan relación con tu temática y pública los contenidos. Funcionan estupendamente. También puedes publicarlos en páginas especializados, como por ejemplo en HacesFalta.org. O incluso ofrecer la posibilidad de que los visitantes se inscriban para recibir cada cierto tiempo una newsletter con los nuevos contenidos.

6. Pública con regularidad: esto dependerá del contenido y del tiempo con el que cuentes. Publicar un post diario puede ser imposible, entre otros motivos porque la creación de contenido de calidad necesita de una búsqueda, documentación y reflexión, que raramente se puede conseguir en un día. Además, ese contenido va a marcar a la organización, por lo que debe estar pensado y repensado. Algo que puede ser muy útil es realizar un número contundente de temas antes del lanzamiento del blog. Creemos que para tener una presencia positiva en la red, un post semanal puede ser una buena opción.

7. Crea comunidad e involucra a tu público en la creación de contenidos: ya hemos dicho en otras ocasiones que en esto del Social Media hay que mimar mucho a nuestros seguidores. En los blogs, para conseguir una comunidad fija que apoye tu proyecto, también se debe cuidar a los visitantes. ¿Cómo? Por ejemplo, contestando a todos los comentarios con la mayor brevedad posible o invitándoles a participar en la creación de contenido.

8. Involucra a la plantilla y a los voluntarios: es muy interesante que un blog cuente con colaboradores, externos o internos. Por ejemplo, los voluntarios, quienes son personas muy comprometidas con la entidad con la que colaboran, pueden contar su experiencia… Ambos, voluntarios y trabajadores, son los pilares principales en la comunicación de los valores de la organización, es bien sabido eso de que el boca a boca funciona mejor que otro tipo de acciones comunicativas.

9. Hazte entender: las ENL a veces pecan de profesionalidad y terminan hablando con términos que el común de los mortales no entiende. Por ello, la recomendación más destacada en este sentido es que escribas pensando en que tu blog lo pueden leer distintos tipos de perfiles, no sólo personas relacionadas directamente con el Tercer Sector. Nuestra recomendación: escribir con un lenguaje ameno y fácil de entender, explicando todo y no dando por sentado que el público sabe de qué estás hablando. Diseña los contenidos desde el punto de vista del receptor.

Además, tienes que facilitar la lectura de los post. Para ello te recomendamos que destaques algunas partes con negrita y que realices todo tipo de enlaces a otros contenidos.

10. No seas aburrido: utiliza imágenes, enlaces, vídeos… haz que el blog sea lo más atractivo posible. Indudablemente un artículo con ayuda visual va a funcionar mucho mejor que uno en el que sólo aparezca texto… ya se sabe eso de que una imagen vale más que mil palabras. Por ejemplo, a día de hoy las infografías son un elemento muy llamativo que atrae a un gran número de personas. Es una forma clara de ver el contenido, además son imágenes que también nos sirven para compartir en redes sociales y que si son de calidad pueden tener una gran viralidad, consiguiendo que nuestro logosímbolo llegue a un número importante de personas. ¡Despierta el interés de los usuarios!

11. Cuenta historias y comparte tus experiencias: los nuevos canales de comunicación son ideales para llegar a todo tipo de público, contar e interactuar. Compartir los objetivos, los logros, los sueños… no conviertas tu blog en un canal institucional en el que sólo aparecen notas o comunicados de prensa.

12. No hables sólo de ti: apoya también las causas de otros colectivos, sobre todo de aquellos a los que les cueste más llegar a la sociedad.  Las ENL son un altavoz importante para promover todo tipo de causas.

13. Convierte visitas en lectores: como bloguer@s nos encanta ver en las estadísticas como aumenta el número de visitas a nuestro blog. ¡Es inevitable!. Pero realmente lo que nos interesa a largo plazo es conseguir que esas visitas se conviertan en lectores asiduos. ¿Cómo se puede conseguir esto? Nuevamente destacamos los contenidos de calidad y una buena difusión del blog en redes sociales.

14. Sigue las estadísticas de tu blog: para ver cómo está avanzando el blog lo mejor es ver las estadísticas que ofrece tu servidor, donde podrás ver entre otras cosas el número de seguidores, los días en los que tienes más visitas, la procedencia de los lectores….

15. Utiliza palabras clave: son las palabras con las que te van a encontrar en los buscadores, relacionadas con la ENL, el blog y el propio post.

Y la recomendación más importante es que no os desaniméis, en esto del Social Media los resultados pueden tardar en verse. Aún así es totalmente recomendable para las ENL contar con un blog corporativo.

Seguro que se nos ha olvidado algo en el tintero, ¿nos ayudas a aumentar esta lista de tips para blogs?

1 comentario

Archivado bajo Tercer Sector, Trucos y consejos de Comunicación